Cerro Gaital, Panamá

Desde la entrada del parque, su caminata comienza con una suave subida cuesta arriba en un sustrato plano, cubierto de hierba y, a menudo, embarrado. Después de un corto paseo, al girar a la izquierda en el cartel y se encuentran las escaleras hasta el punto de inicio del sendero.

El sendero, conocido como «Convento de Sendero» es un bucle simple que mide 1.5 millas (2.48 km) de longitud. El sendero es en su mayoría cuesta arriba y muy bien mantenido, con tres áreas de descanso no tan cómodas en el camino, todas hacia el lado izquierdo.

Después de llegar al final del sendero y continuar un poco más se logra llegar al puesto de observación (El Mirador). Allí se encuentra una plataforma de madera relativamente estable sobre la cual los turistas suelen pararse, ofrece unas vistas espectaculares de El Valle y el Océano Pacífico, si el clima lo permite. Puede regresar a la misma parte del camino, o descender en la otra parte.

El letrero del sendero dice «2 horas», pero la mayoría llegará al puesto de observación en menos de 45 minutos.

El Cerro Gaital a menudo está cubierto de nubes, y durante ciertos meses del año los visitantes se enfrentan a fuertes vientos y lluvias, por lo que suelen llevar un rompevientos, ropa de lluvia o un suéter. Además, el clima es muy impredecible y puede cambiar rápidamente,

El cerro Gaital, Panamá es perfecto para disfrutar de una caminata fácil hasta su cima, mientras se aprecia desde esta montaña dos océanos, entrar en una transición de selva tropical y bosque nublado hasta llegar al tope y apreciar la bella vista del lugar

Dónde está Cerro Gaital, Panamá

Justo al norte de El Valle de Antón y formando parte del borde del volcán, se encuentra el Cerro Gaital, un vibrante bosque nuboso que ofrece vistas excepcionales y excelentes oportunidades para observar aves.

Cómo llegar a Cerro Gaital, Panamá

Los aventureros que deciden ir a este lugar pueden enfrentarse a una incógnita ¿Cómo llegar a Cerro Gaital, Panamá? Se puede llegar andando desde el mismo pueblo de Valle de Antón, pero es más recomendable ir en coche o un transporte público te acerque a la zona.

Las vistas desde lo alto del cerro son inmejorables y la dificultad de subida no es demasiado exigente, habiendo descansos durante el sendero para tomar aire.

Durante el camino se disfruta cruzar con diversa fauna de la zona.